MESA VACÍA

El Síndrome de Restaurantes, Gastronomía y Entretención.

Hace poco en una entrevista de tv, un destacado dueño de Restaurantes dijo que “hay un espacio público que proteger, donde las personas se relacionan e interactúan”. Destacando un lado de esta crisis sanitaria que está afectando a miles de Restaurantes a lo largo de Chile. Todos sabemos que estos lugares de esparcimiento y entretención están siendo afectados desde octubre, pero si bien algunos tenían distintas posiciones para enfrentar esa crisis, hoy los une que en esta nueva crisis, “no hay luz al final del túnel”. No hay ayuda, no hay una mano que los acoja y puedan pensar al menos por un segundo, que de esta van a salir.

La mayoría de los dueños de restaurantes viven el riesgo en forma constante, algunos los llaman “emprendedores” y se confunden con la Sra. Juanita que vende mermeladas o algún personaje con una idea hippie​, sin desmerecer ambas historias anteriores, están años luz de lo que estos locatarios representan porque claramente no son emprendedores, son Sobrevivientes. Estos Sobrevivientes están afectados por cerrar, por abrir, por pagar, por no pagar, por un crédito, por un no crédito. Y así de infinitas razones estos Sobrevivientes son los más afectados por una crisis que hasta si bien ahora, la prioridad es Sanitaria, ellos ya están asumiendo una crisis económica, paralelamente social con sus trabajadores y familias.

“Esto es devastador” son algunas impresiones que se repiten al ver lo que viene. “Cuando podremos abrir” y lo más importante, “Estaremos todos aca cuando esto pase. Pero el miedo asoma como un animal feroz, terco, en las sombras, que los espera hoy, mañana y por un buen tiempo. Acechados por esta crisis al mismo tiempo enjaulados. Estos dueños de restaurantes son parte de la comunidad local a la cual pertenecen y en forma constante generan acciones económicas circulares que afectan positivamente en esa comunidad local. Hoy sienten que no solo, no están siendo escuchados, están inmóviles por el miedo y por lo que les espera en los próximos años. Creen profundamente que van a salir adelantes solos, como siempre o innovar con un buen delivery. Pero esta no es la ocasión. No sobrevivan solos.

Pienso en lugares públicos nuevamente, donde las personas se relacionan, bares, restaurantes, discotecas y otros donde la cultura, el entretenimiento y el ocio son el cultivo que estos Sobrevivientes pusieron semillas de ideas, de esfuerzo, de sueños que dia a dia se convirtieron en una realidad. Esa realidad cambió, qué duda tenemos.

El miedo y la incertidumbre no puede ser el impulsor de cambio para todos estos “Sobrevivientes” que necesitan sin lugar a dudas ser acogidos. Colocarlos en la mesa de las buenas decisiones, esas mismas que hoy se encuentran vacías, donde habitualmente nos relacionamos en esos espacios imaginarios que un dia ellos los hicieron realidad y esperan con urgencia AYUDA. El Estado debe ayudar con la mayor celeridad a estos Sobrevivientes, para que miles de Restaurantes “puedan volver a nacer”, están viviendo el peor momento de esta crisis, ya no es económica y de salud, es el “Síndrome de Mesa Vacía”.

Jaime Chacón Romero
Director AG PASEO ORREGO LUCO

Una Mesa Vacía que no resistirá mucho tiempo.
Este rubro entrega más de 350 mil empleos en el país e indirectamente a familias que alcanzan más de 1 millón de personas y representa más del 2,0 % del PIB de Chile

DATO Abril 2020.

Encuesta de La Cámara Nacional de Comercio se evidencia que todas las áreas de negocio se han visto fuertemente afectadas por la crisis, las áreas de ventas y atención al público son claramente las más afectadas donde un 84,7% y un 77,5% de los encuestados y esto aumenta a cada momento. De las medidas propuestas por la autoridad un 34% dice que las medidas no le aportan mayores soluciones, un cuarto de los encuestados dicen que principalmente lo ayudarán a sobrevivir a esta crisis sanitaria-económica. La encuesta demuestra con claridad que el plan de rescate económico debe ser implementado rápidamente, para que beneficie efectivamente a los empresarios del sector y que los parlamentarios aprueben el proyecto de ley que aumenta el capital de Fogape, sin modificaciones al umbral del millón de UF de ventas, porque esas empresas son las principales empleadoras del país por lo que necesitan esos recursos para mantener el empleo.